CON ALEGRÍA

Una vez más, la Hermandad hace gala de su gran salud interna, haciendo vida, los hermanos pudieron disfrutar de un estupendo día en el patio.

Agradecemos a todos los asistentes, pues gracias a ellos, es posible mantener viva a esta corporación. A los que no pudieron asistir, no pasa nada, habrá más actividades de convivencia en el que todos estaréis invitados.