Crónica de los Cultos – Por Rocío Pereira Garrido

El Señor del Sagrado Descendimiento ya se encuentra entronizado en su paso en la Mayor de San Pedro

 

   Después de los intensos días de Triduo donde el Señor del Sagrado Descendimiento ha presidido el altar de la Mayor de San Pedro, llegó la hora de su entronización en su paso de caoba para, desde allí, aguardar a su salida procesional el próximo Viernes Santo.

    Se trataba de un traslado, que año tras año ha ido adquiriendo solemnidad por lo que la cita congregó en su sede canónica a un gran número de hermanos que acompañar a su Titular en uno de los momentos más especiales antes de la Semana Santa.

    La ceremonia tuvo lugar el pasado sábado 17 de marzo. Horas antes, se celebró el solemne besapiés del Señor, para dar paso, sobre las 20.00 horas al traslado a su paso. Y fue el pasillo central del templo parroquiano el escenario, donde sólo quedó la luz de los cirios que iluminaban a los sagrados titulares para dar así el máximo protagonismo al Señor del Sagrado Descendimiento. El texto escrito por José L. Bonaño puso las palabras y el ritmo al momento en que el Señor fue transportado por sus portadores. Dos días antes, durante el tercer día de Triduo, la Junta de Gobierno quiso reconocer la gran labor y el trabajo que durante años han realizado hermanos Rafael García, Antonio Rodríguez, Francisco Javier Sánchez y Francisco José Carvajosa, a los que nombró portadores oficiales del titular de la Hermandad. Un nombramiento que responde a la línea que quiere llevar esta nueva Junta, reconociendo el arduo trabajo que durante años han hecho muchos hermanos para que la Hermandad sea una realidad. Un traslado que puso el punto y final a los cultos que preceden a la Semana Mayor Onubense.

    Unos cultos, que comenzaron el pasado martes 13 de marzo con el Triduo comandado por el párroco de San Francisco de Asís y de San Rafael Arcángel y sacerdote capellán de la Hermandad del Rocío de Huelva, José Antonio Sosa Sosa. El último día de Triduo, durante la Santa Misa se acogió a los nuevos hermanos y el Hermano Mayor de la Hermandad, Ramón Maneiro, les hizo entrega de la medalla de la misma. A este especial momento se le sumó el nombramiento de los portadores oficiales del Señor del Sagrado Descendimiento, los cuales, dos días después tuvieron el importante papel de trasladar a Nuestro Señor hasta su paso.

    Ya al día siguiente, el viernes 16 de marzo, la Mayor de San Pedro acogió la Función Principal de Instituto, donde se hizo la Proclamación de Fe de la Hermandad. Las voces de la Coral Polifónica del Liceo de la Música de Moguer pusieron la nota musical y el sentimiento a este importante momento vivido por los hermanos.

  Tras estos cinco días de cultos y acontecimientos, los titulares de la Hermandad, el Señor del Sagrado Descendimiento, Nuestra Señora del Calvario y María Santísima en la Resignación de sus Dolores ya se encuentran en sus pasos aguardando a las 18.15 horas de la tarde el Viernes Santo, momento en que la ciudad de Huelva disfrutará de nuevo del romántico descender de Nuestro Señor Jesucristo que esta Cofradía representa como nadie durante su estación de penitencia.