María Santísima en la Resignación de sus Dolores ataviada para la festividad de la Pura y Limpia

Publicado por Pepelu Bonaño en

Esta mañana ha amanecido en nuestra Parroquia Mayor de San Pedro con nuestra Sagrada Titular ataviada para la festividad de la Purísima Concepción.

La Virgen luce su corona dorada para esta ocasión. Además, María Santísima en la Resignación de sus Dolores luce su manto de terciopelo azul noche y su saya celeste de damasco como símbolo de la pureza de la Virgen María. También luce una blonda calada de color beige y una toca de sobremanto dorada.

Sobre sus manos, la Virgen luce dos rosarios: uno blanco y otro azul egipto.

Categorías: Cultos